Carta de colon a luis de santangel

Disponible uniquement sur Etudier
  • Pages : 13 (3036 mots )
  • Téléchargement(s) : 0
  • Publié le : 22 février 2010
Lire le document complet
Aperçu du document
Carta a Luis de Santángel1

[Cristóbal Colón, Textos y documentos completos, Edición de Consuelo Varela; Nuevas cartas, Edición de Juan Gil, Madrid 1997]

15 de Febrero de 1493

Señor: Porque sé que avréis plazer de la grand Vitoria que nuestro Señor me ha dado en mi viaje vos escrivo ésta, por la cual sabréis cómo en treinta y tres días2 pasé a las Indias3 con la armada que losillustríssimos Rey e Reina, Nuestros Señores me dieron, donde yo fallé muy muchas islas pobladas con gente sin número, y d'ellas todas he tomado posesión por Sus Altezas4 con pregón y vandera real estendida, y non me fue contradicho.
A la primera que yo fallé puse nonbre Sant Salvador a comemoración de su Alta Magestat, el cual maravillosamente todo esto a[n] dado; los indios la llaman Guanahaní. A lasegunda puse nonbre la isla de Santa María de Concepción; a la tercera, Ferrandina; a la cuarta la Isabela; a la quinta la isla Juana, e así a cada una nonbre nuevo.
Cuando yo llegué a la Juana seguí io la costa d'ella al poniente, y la falle tan grande, que pensé que sería tierra firme, la provincia de Catayo. Y como no fallé así villas y luguares en la costa de la mar, salvo pequeñas poblaciones, conla gente de las cuales no podía haver fabla, porque luego fuían todos, andava yo adelante por el dicho camino, pensando de no errar grandes ciudades o villas; y al cabo de muchas leguas, visto que no havía innovación y que la costa me levava al setentrión, de adonde mi voluntad era contraria, porque el ivierno era ya encarnado {y) yo tenía pro­pósito de huir d'él al austro, y tanbién el viento medio adelante5, determiné de no aguardar otro tiempo, y bolví atrás fasta un se­ñalado puerto, de adonde enbié dos hombres6 por la tierra para saber si havía Rey o grandes ciudades. Andovieron tres iornadas y hallaron infinitas poblaciones pequeñas i gente sin número, mas no cosa de regimiento7, por lo cual se bolvieron.
Yo entendía harto de otros indos, que ia tenía tomados, cómo continuamenteesta tierra era isla, e así seguí la costa d'ella al Oriente ciento i siete leguas, fasta donde fazía fin; del cual cabo vi otra isla al Oriente, distincta de esta diez o ocho leguas, a ia cual luego puse nombre la Spañola; y fui allí, y seguí la parte del setentrión así como de la luana al Oriente CLXXVIII8 grandes le­guas por linia recta del Oriente, [así como de la luana]9, la cual y todas lasotras son fertilíssimas10 en demasiado grado, y esta en estremo; en ella ay muchos puertos en la costa de la mar, sin comparación de otros que yo sepa en cristianos, y fartos ríos y buenos y grandes que es maravilla; las tierras d'ella son altas, y en ella muy muchas sierras y montañas altíssimas, sin compara­ción de la isla de Tenerife11, todas fermosíssimas, de mil fechuras, y todas andábiles yllenas de árboles de mil maneras i altas, i parecen que llegan al cielo; i tengo por dicho que iamás pierden la foia, según lo pu[e]de comprehender, que los vi tan verdes i tan hermosos como son por Mayo en Spaña; y d'ellos stavan florridos, d'ellos con fruto, i d'ellos en otro término, según es su calidad. Y cantava el ruiseñor i otros paxaricos de mil maneras en el mes de Noviembre por allí dondeio andava. Ay palmas de seis o de ocho maneras, que es admiración verlas por la diformidad fermosa d'ellas, mas * * * así como los otros árboles y frutos e iervas. En ella ay pinares a maravilla e ay canpiñas grandíssimas, e ay miel i de muchas maneras de aves y frutas muy diversas. En las tierras ay muchas minas de metales e ay gente instimabile numero12.
La Spañola es maravilla: las sierras ylas montañas y las vegas i las campiñas y las tierras tan fermosas y gruesas para plantar y sembrar, para criar ganados de todas suertes, para hedificios de villas e lugares. Los puertos de la mar, aquí no havría crehencia sin vista, y de los ríos muchos y grandes y buenas aguas, los más de los cuales traen oro. En los árboles y frutos e yervas ay gran­des differencias de aquellas de la luana:...
tracking img