Cultura y transgresiones en la obra de m. yourcenar

Disponible uniquement sur Etudier
  • Pages : 12 (2929 mots )
  • Téléchargement(s) : 0
  • Publié le : 16 juin 2010
Lire le document complet
Aperçu du document
LA CULTURA Y SUS TRANSGRESIONES EN LA OBRA DE MARGUERITE YOURCENAR

Vicente Torres Mariño

La obra y el pensamiento de Marguerite Yourcenar se inscriben en un humanismo de factura moderna que navega a contracorriente y pone en tela de juicio la solidez secular de las instituciones que conforman nuestra cultura. Marginales y transgresores, la autora y sus personajes señalanincesantemente las graves grietas que subyacen en la tríada religión-familia-sexualidad, a través de las cuales las sociedades contemporáneas ejercen en gran parte el poder y la represión.

En los cimientos de la concepción de Memorias de Adriano –publicado en 1951-, aparece la necesidad de prescindir de todo dogma religioso, condición sine qua non para acceder a una especie de libertad metafísica sinla cual la unión con el universo no hubiera sido posible en el caso del emperador Adriano. Este hecho se constituye en un punto de partida en la composición de la novela tal y como lo indica la escritora en los “Cuadernos de notas” del mismo texto:

Encontrada de nuevo en un volumen de la correspondencia de Flaubert, releída y subrayada por mí hacia 1927, la frase inolvidable: “Cuando losdioses ya no existían y Cristo no había aparecido aún, hubo un momento único, desde Cicerón hasta Marco Aurelio, en que sólo estuvo el hombre”. Gran parte de mi vida transcurriría en el intento de definir, después de retratar, a este hombre solo y al mismo tiempo vinculado con todo.

Desde la perspectiva etimológica de la palabra “religión”, que viene del latín religare, “unir”, “ligar”,nos encontramos aquí sobre las pistas de lo que constituye la verdadera mística en M. Yourcenar: la soledad y la libertad, es decir, la marginalidad en materia de fe, como vía de acceso a la comunión con el cosmos.

La cuestión religiosa, vista desde el dogma, tiene una fuerte presencia bajo la forma de transgresión en la escritura yourcenariana: a lo largo de su obra novelesca y de susdeclaraciones en ensayos y entrevistas, la autora y sus personajes no cesan de denunciar lo que ellos denominan las Tres imposturas: el cristianismo, el judaísmo y el islam.

La acusación de impostura tiene que ver, en primer lugar, con el narcisismo en el ejercicio de la fe: en las religiones del Libro la identidad individual, el “yo”, aparece como un centro nuclear, se busca él mismo através del Otro, incluso a través de Dios. En este sentido, existe en la obra yourcenariana una tensión -que se acrecienta a través de los años-, que aspira al desvanecimiento de lo que E. M. Ciorán denominara “ese maldito yo”, en beneficio de lo colectivo, de lo universal, en la medida de lo posible a través del servicio hacia los otros. Esa es una de las decepciones que experimenta Adriano, en elsiglo II, respecto al cristianismo:

Pasé toda una noche discutiendo con Arriano el mandamiento que exige amar al prójimo como a uno mismo; yo lo encontraba demasiado opuesto a la naturaleza humana como para que fuese obedecido por el vulgo, que nunca amará a otro que a sí mismo, y también se aplica al sabio, que está lejos de amarse a sí mismo. (152).

Es por esta razón que, M.Yourcenar recurre a las corrientes místicas orientales para convertirlas en herramientas literarias: es el caso del budismo, en el cual el “yo”, además de ser una ilusión, es tan sólo una entidad periférica, un detalle más en el vasto paisaje de la vida. El acceso al nirvana –la liberación del yo- sólo puede tener lugar a través de la aniquilación de la insatisfacción y del deseo, las dos grandesfuentes que nutren el humano sufrimiento y alrededor de las cuales se articula la existencia de cada ser. En el texto ¿Qué es el Budismo ?, J. L. Borges comparte la visión de Adriano:

La negación de la personalidad es uno de los principios esenciales del budismo. Jesús reconforta a sus discípulos, diciéndoles que si dos de ellos se reúnen en su nombre, él estará con ellos; Buda, en...
tracking img