El mendigo y la flauta

Disponible uniquement sur Etudier
  • Pages : 2 (399 mots )
  • Téléchargement(s) : 0
  • Publié le : 3 avril 2011
Lire le document complet
Aperçu du document
Al centro comercial se accede por una amplia galería llena de lujosos escaparates[1] y allí hay un mendigo tocando la flauta. Una señora con visón y bolso de Prada[2] pasa por delante. El mendigointerrumpe la melodía y le tiende la mano para pedirle una limosna[3]. La señora dice : lo siento, llevo prisa, y apresurando instintivamente el paso entra en el establecimiento. El mendigo no pidelimosna a cambio de nada. Con la flauta toca, del Himno a la alegría, la única pieza que sabe. La señora compra algunas cosas en el centro comercial, toma el aperitivo en la cafetería y luego decide salira la calle. Un guarda jurado[4] de enormes bíceps le abre la puerta de cristal que da a la amplia galería, donde la flauta del mendigo aún está sonando. Allí mismo se le acerca a la señora por detrásun tipo patilludo[5] con bambas[6] y anorak, la derriba[7] con una llave de yudo[8], le arrebata[9] el bolso y huye a toda velocidad a lo largo del corredor, sin que nadie de cuantos[10] circulan a sulado haga nada por detenerlo. Todo el mundo queda paralizado. También el guarda jurado, que ha contemplado el atraco[11] a través del cristal, permanece impasible. A él le pagan para protegerúnicamente a los clientes dentro del establecimiento. Sólo el mendigo reacciona mientras la señora está gritando en el suelo. Interrumpe el Himno a la alegría, suelta[12] la flauta y sale detrás delatracador. Al parecer[13], el mendigo tiene bajo los harapos[14] un cuerpo de atleta, porque no sólo lo alcanza[15] sino que además se faja[16] con él, lo inmoviliza y recupera el bolso que contenía, entreotras cosas, 42000 pesetas y un Dupont de oro. El mendigo se lo entrega[17] a la señora y a continuación comienza a tocar la flauta de nuevo. La señora trata de recompensarle por su heroísmo, pero elmendigo se niega a aceptar nada que no sea una limosna ordinaria. Cree que se la merece por el simple hecho de tocar el Himno a la alegría. La señora rebusca en el bolso una moneda de 100 pesetas, la...
tracking img