Refranes en espagnol - diego de castro

Pages: 859 (214615 mots) Publié le: 31 janvier 2011
Diego García de Castro

Refranes que dizen los viejos «Seniloqvivm»

MSS. 19343. Biblioteca Nacional de Madrid Seniloquium. Colección de 495 refranes seguidos de su comentario jurídico, moral, histórico y anecdótico en latín. Siglo xv. 300 X. 210 mm., 171 ff. Letra del siglo xv, de 34 líneas y títulos de los refranes en rojo. Encuadernación mudéjar, piel / sobre tabla. Procede de laBiblioteca Provincial de Segovia con el sello en seco de la misma. RABM: 3ª etapa. t. x, 1904. p. 437-447.

RefRanes que dizen los viejos. seniloquium

45

Dedicatoria Cuando di a conocer estos dichos y expresiones, todos al unísono dijeron de mutuo acuerdo: «Correcta es tu determinación y por ello queremos aceptarla». Ciertamente no hay duda de que aquello que se realiza correctamente condeterminación, según la ley, eso resplandece por su efecto y firmeza. Los refranes populares y todo lo que comentaste acerca de ellos nos lo aplauden, al menos por la novedad, ya que lo que se encuentra novedoso se recomienda mucho mejor. Como sentenció Ulpiano en el proemio de los Comentarios, «Todo lo nuevo se decora con hermosura». Las nuevas lecturas son más agradables. Y puesto que Vos, Reverendísimoseñor, sois cabeza de los citados canónigos, ellos por lo tanto son los miembros. Y no es lícito que los miembros se aparten de la cabeza, sino que, según el testimonio de la Escritura, todos los miembros deben seguir a su cabeza. Y deben gozar con el mismo esparcimiento; por ello su estima y alegría también se considera vuestra. Guiado por vuestro afecto y obediencia, —según la recomendación deJerónimo a Nepotiano, que le dice: «Sé obediente a tu pontífice y ámalo casi como al padre de tu espíritu»,— comento a Vuestra Reverencia temas que sucedieron en vuestra iglesia, siguiendo el mandato del Señor que recomienda: «Ve, muéstrate a los sacerdotes y presenta una ofrenda». Este pequeño opúsculo os lo envío, e incluso, ya que no puedo servir a Vuestra Paternidad presencialmente, al vereste manuscrito me tengáis como presente, pues si se ve frecuentemente el regalo de alguien, se retiene más preciso su recuerdo. Éste, y todo lo contenido en él, lo someto a la enmienda y corrección de Vuestra discreción, pues en el cofre de vuestro corazón se cree que está toda la ley. En aquellos temas que se encontrasen en él que fuesen superfluos, defectuosos o falsos en algún modo, de antemanome disculpo, ya que en la época de su recopilación estaba demasiado ocupado sobre la decisión de los pleitos que ocurrían en el ejercicio de Auditor Escolástico que desempeño. Y quien está dividido en dos no tiene pleno poder de su cuerpo. La intensidad empleada en diversos asuntos es menor que la dedicada a uno solo tema. Quien se esfuerza en dos cosas, no realiza bien ninguna. Me disculpo,igualmente, ya que, por enviarlo lo más pronto posible a Vuestra Superioridad, lo realicé en breve tiempo; y en un tiempo módico no puede nadie levantar un gran edificio; ni tampoco en breve tiempo puede instruirse bien. Necesitamos de un tiempo para realizar algo más juicioso. Nadie de repente se hace grande. Por lo demás, cada cosa debe ser llamada por su nombre para que sea reconocida mejor por él. Adistintos objetos se le deben imponer nombres distintos. Al principio es libre la imposición del nombre. A este opúsculo o carta le impuse un nombre, es de-

46

feRnando CantalapiedRa y juan moReno

cir, «Seniloquium», o sea, refranes de los viejos, ya que los vulgarismos en él escritos se llaman proverbios o refranes, como al principio expliqué. O bien, expresiones para los mayores, yaque aquellos padres y canónigos, a quienes lo dedico, se llaman «seniores», como indiqué en el propio principio. El nombre debe estar en consonancia al asunto, afirma Justiniano en diversos pasajes. Suplico humildemente a Vuestra Reverencia que atienda no tanto a quien hace la ofrenda, ya que quizás sea defectuosa o tal que no os agrade, sino al corazón de quien lo realiza, que desea serviros. A...
Lire le document complet

Veuillez vous inscrire pour avoir accès au document.

Vous pouvez également trouver ces documents utiles

  • castro
  • diego
  • castro
  • Castro
  • L'abbesse de castro
  • Fidel castro
  • Diego rivera
  • Diego velasquez

Devenez membre d'Etudier

Inscrivez-vous
c'est gratuit !