Camus le premier homme

Disponible uniquement sur Etudier
  • Pages : 35 (8652 mots )
  • Téléchargement(s) : 0
  • Publié le : 29 mars 2010
Lire le document complet
Aperçu du document
Introducción

La historiografía de la guerra del Paraguay, que tuvo una interpretación homogénea de sus participantes aún antes de culminar, encontró con el revisionismo un punto de ruptura y emergencia de lecturas nacionales. En la Argentina su máxima productividad se alcanzó a fines de los cincuenta. Su lectura sirvió de guía tanto para una explicación de la guerra, como de las persecucionesde que sufrieron los movimientos populares, fueran el peronismo o la revolución cubana. Con la caída de los gobiernos militares y la apertura de los archivos paraguayos en la década de los ochenta surgieron nuevas líneas de indagación que cuestionaron la hipótesis de la conspiración imperialista británica que acaba con un modelo de desarrollo autónomo como causa de la guerra. nuevas lecturas, lade Francisco Doratioto Entre las

ha tenido gran repercusión entre

historiadores y público argentinos especialmente por su crítica del revisionismo, del que toma como oponente al argentino León Pomer. Sin embargo, y pese a sus méritos, no concuerdo in toto con el balance que realiza del revisionismo, al que sitúa originalmente en Paraguay y vinculado a la manipulación de los sentimientosnacionales por parte de las dictaduras vernáculas del siglo XX. Hay otras lecturas que permiten tomar más

productivamente estos fenómenos.

En este texto comienzo mencionando la cuestión del exterminio y el problema de la incómoda denominación de esta guerra. Entiendo que es

necesario realizar una historia de la masacre del pueblo paraguayo debido a sus características únicas, sin descuidar elcuadro bélico, pero enfatizando esta singularidad. Posteriormente ofrezco una lectura, la de Laura Reali, que ubica la génesis del revisionismo en Uruguay y por legítima causa. Luego considero su surgimiento en Argentina y las convergencias entre planteos nacionalistas antiliberales de derecha y antiimperialistas de izquierda. Respecto del revisionismo, realizo un balance de sus supuestos,simplificaciones y omisiones. Cuestiono su tendencia a

unificar el proceso social y económico paraguayo y su fatalismo histórico. Por lo tanto, veremos entonces las diferencias entre Francia, Carlos López y Solano López en los aspectos económicos, socioculturales y en las políticas de estado. Discutiremos acerca de cuál es el desarrollo económico real del Paraguay prebélico. Además, propongo doslecturas del conflicto, tomando con cierta licencia dos explicaciones, una de Alberdi, otra de Sarmiento. Alberdi habla de la guerra del Paraguay como un capítulo de la lucha por la emancipación americana.

Sarmiento la califica como una “guerra de civilizaciones”. Un uso libre de estos términos permite otros desarrollos historiográficos posibles. Entiendo que Thomas Whigham es un insumo para estoscaminos, al igual que Efraím Cardozo.

Agradezco la invitación de Tomás, la compañía de todos, y las sugerencias de estilo de mi esposa, Marita Grillo. Y especialmente la generosidad de Cristina Elizalde, quien me permitió acceder a un valioso archivo de fuentes de primera mano sobre el conflicto.

El fin de la historia del Paraguay

Analogías

El investigador paulista Francisco Doratiotocomienza su historia sobre la Maldita guerra recapitulando las sucedidas entre 1740 y 1974, y afirma que en dos tercios de ellas triunfó el agresor, y su duración no se extendió más de cuatro años. “Por lo tanto –concluye-, la guerra del Paraguay forma parte de la minoría, ya que el agresor paraguayo fue derrotado y la lucha se extendió por cinco años”, incluso seis, si consideramos que seextendió desde 1864 hasta 1870. Es clara su necesidad de normalizar esta guerra, de clasificarla en un conjunto. Doratioto (2006) intenta reconstruir un escenario de tensión regional que resultó en una guerra deseada por todos sus participantes, que suponían que un conflicto rápido fortalecería sus gobiernos. El historiador norteamericano Thomas Lyle Whigham (2006) afirma, por su parte, que el...
tracking img